Alguien cercano a mi estuvo hospitalizado 15 días y me dio oportunidad de observar con qué y cómo hacían la limpieza del cuarto.

Cambios de turnos de enfermeras, diferentes doctores que entraban y salían, familiares y visitantes, todos entrando en contacto con superficies clave que la afanadora no incluía en su rutina de limpieza diaria.

Limpieza en el hospital

limpieza en el cuarto del hospital

Las perillas de las puertas tanto del cuarto como del baño, los apagadores, los barandales de la cama hospitalaria, la palanca del w.c., la mesita donde ponían la charola con los alimentos del enfermo, pero también los aditamentos para las curaciones o el aseo del paciente.

Y bueno, todos hemos oído historias de personas que entran al hospital por una razón y salen de ahí peor, por que pescaron una infección o una bacteria. ¡Así que puse manos a la obra!

En esta ocasión pensé que la rutina de desinfección que uso en casa era insuficiente (vinagre o agua oxigenada) y que tenia que aplicar el plan B, es decir, decidí recurrir a un magnifico limpiador que se fabrica en Guadalajara de nombre LAQ que significa limpieza a nivel quirófano y que esta hecho por la Tienda Sentido Común , los mismos que inventaron el detergente de ropa que no necesita enjuague, el NEWEN

Con la ayuda de un par de trapitos de microfibra impregnados de LAQ desinfecté toda la habitación del hospital y continué haciéndolo todos los días.

Además me lance a comprar un trapeador de microfibra y una cubeta. Ahí le ponía un chorrito del desinfectante LAQ y le pedía a la persona encargada de la limpieza que lo usara, en lugar del que ella traía y que entraba a todos los cuartos del hospital.

Otra iniciativa que tuvo mucho éxito fue que puse un pequeño humificador que compré a mi amiga Mariana Preciado distribuidora de Do Terra y le ponía unas gotitas del aceite esencial On Gard que sirve entre otras cosas para subir las defensas, limpiar y desinfectar el ambiente. Todas las personas que entraban a la habitación se sorprendían de lo fresco que olía el cuarto.

Quizás te suene todo esto muy exagerado. Pero cuando tienes a un ser querido delicado de salud y pasas horas y horas sentada en un sillón, se te ocurren muchas cosas. Y no hay nada mas satisfactorio cuando se pasa de la idea a la acción.

Si tienes a un familiar o amigo en el hospital puedes aplicar estos tips de limpieza. Cuéntanos ¿que tan satisfecho te sientes con la limpieza en los hospitales?

Si esta información te fue útil, comparte el artículo a través de tu red social favorita y logremos que más personas se unan al movimiento Verde a la mexicana