Este un tema que me cuesta mucho trabajo, pues me encanta ponerme perfume y oler muy bien. Citaré directa e íntegramente extractos de investigaciones de EWG The Environmental Working Group mencionados en un artículo de Dr. Mercola*. Comenzamos!

fragancias-en-los-productos

«Las pruebas de laboratorio comisionados por la Campaña para Cosméticos Seguros y analizados por el EWG, encontró un total de 38 productos químicos que no son mencionados en las etiquetas de 17 fragancias de marca (como Chanel, Giorgio Armani, Bath & Body Works, Old Spice, Calvin Klein y más).

El producto promedio de perfumería contiene 14 productos químicos que no son mencionados en la etiqueta (junto con otros 15 que fueron incluidos). El informe señaló:
«Entre ellos se encuentran los productos químicos relacionados con trastornos hormonales y reacciones alérgicas y muchas sustancias cuya seguridad no ha sido evaluada en los productos para el cuidado personal».

«La Ley de Federal de Etiquetado y Envasado de 1973 (Federal Fair Packaging and Labeling Act of 1973) requiere que las empresas de cosméticos enlisten los ingredientes, pero excluye a las fragancias, lo que no le revela a los consumidores el contenido del producto».

«Sin embargo, la FDA tampoco tiene conocimiento de los ingredientes en la fragancia ni tampoco ha evaluado la seguridad de la gran mayoría de estos productos químicos que se utilizan en productos para el cuidado personal en spray– y claramente, tampoco sus efectos tóxicos sinérgicos que se originan cuando son mezclados.3 Así que si la FDA no está haciendo su trabajo en investigar la seguridad de estos ingredientes, ¿Quién lo está haciendo?»

La opción sana que menciona el articulista norteamericano es el uso de aceites esenciales combinados con aceites vegetales que aunque no tienen la misma fijación que los perfumes y fragancias comerciales, serán 100% beneficos para nuestra salud. O comprar productos libres de fragancia o bien productos que estén aromatizados con aceites esenciales.