“Es de bien nacido, ser agradecido” Este refrán nos recuerda la importancia de la gratitud, tener memoria para reconocer a las personas que nos han ayudado cuando lo hemos necesitado. El agradecimiento es la memoria del corazón. Va unido a sentimientos como la alegría, la satisfacción y la aceptación. La persona agradecida es una persona que valora y quiere.

No sólo es de buena educación decir gracias a la gente, también te permitirá entrar en un estado mental de mayor agradecimiento.

Si quieres ser una persona agradecida, entonces es necesario aprender a ver el lado positivo de cualquier situación. Detén todos tus lamentos y quejas y piensa en las cosas que te hacen feliz, no las cosas que te lo impiden.
agradecimiento memoria del corazon
La persona agradecida es generosa ya que es capaz de detectar en su entorno los motivos
por los cuales es afortunada, y a la vez, es valiente de expresarlo a quien corresponda.

Si quieres ser agradecido, entonces debes conquistar tus pensamientos negativos, pensando en cambio en tres pensamientos positivos por cada negativo que tengas.
El agradecimiento va unido a las actitudes de sinceridad, apertura, atención y apreciación de la vida.

Pon las cosas en perspectiva. Puedes estar molesto porque no pudiste pasar un examen de matemáticas, pero eso no significa estar sufriendo la ruina financiera. Recuerda que siempre hay gente cuyos problemas son mucho más grandes que los tuyos, y céntrate en ser positivo y feliz por las cosas que tienes.

La Ecología Emocional nos propone que en nuestra vida necesitamos mantener unos espacios protegidos de la contaminación emocional porque son ecosistemas afectivos muy delicados y frágiles, en peligro de extinción, pero vitales para nuestra buena salud emocional, por lo que debemos cuidarlos, tenerlos en una reserva para utilizarlos, y uno de estos espacios es: el agradecimiento

Soy Alicia Michel, Master en Ecología Emocional, puedes escribirme a psicoemociones@gmail.com